Aprender Wing Chun: 6 consejos clave para conseguir resultados

Aprender Wing Chun, o aprender cualquier estilo de Kung fu, es en realidad un proceso que tiene una duración mínima pero no máxima ya que depende en gran manera de tus habilidades, constancia y perseverancia. Sin embargo, es cierto que si sigues los siguientes consejos, podrás lograrlo en el menor tiempo posible y sobre todo, con los mejores resultados.

Aprender Wing Chun: 6 consejos clave

Tras años de experiencia aprendiendo y enseñando, estos son los mejores consejos que puedo darte.

1.- Escoge un buen Sifu y pégate a él. Buscar a alguien que te guíe, te ayude y te lleve de la mano, con una enseñanza personalizada, que se preocupe por ti y que te muestre todos los detalles paso a paso, debe ser tu principal prioridad.

Este es el primer y definitivo fallo que cometen muchos alumnos al ponerse en manos de un «Sifu» cuyo principal interés es la cartera del alumno y no la transmisión del Estilo sin secretos y sin dividir a sus alumnos según lo que pagan o enseñando menos a quien no puede pagar clases privadas o seminarios «especiales». Escoge bien a tu Sifu. Sé humilde y deja que te ayude y guíe. Nunca dejes de mostrarle respeto y muestras de agradecimiento para que entienda que lo valoras. Aprovecha cada oportunidad, cada conversación para aprender.
Próximamente voy a publicar precisamente una guía para que encuentres a tu Sifu.

2.- Mantén una gran tolerancia a la frustración. Sí, es un hecho que aprender Wing Chun no es fácil y no es tan rápido. Si buscas rapidez, si quieres ser Cinturón Negro en 3 ó 4 años, debes olvidarte de aprender Wing Chun de tipo marcial. En ese caso es mejor que escojas un Wing Chun de tipo deportivo, donde podrás aprender con un Programa más sencillo y rápido, donde repitiendo miles de veces técnicas básicas como «solución universal» y puños en cadena, ya obtendrás más de la mitad del Programa de enseñanza y tendrás la falsa sensación de poder resolver cualquier agresión. Sin embargo, si has decidido aprender Wing Chun de tipo marcial que conserva toda la riqueza transmitida de generación en generación, tanto a nivel teórico como filosófico y técnico, que sí te dará las habilidades necesarias, debes mentalizarte de que te llevará tiempo. Por este motivo, mi segundo consejo es que tengas tolerancia a la frustración. Recuerda que por mucha habilidad que tengas, no lo vas a hacer bien a la primera, no vas a conseguir la misma precisión, velocidad y conocimiento detallado que otros que ya llevan años practicando, tus Sihings o incluso tu propio Sifu. No te preocupes porque eso forma parte del aprendizaje, sólo persevera.

3.- Conocer las bases teóricas y entender lo que haces. Muchos alumnos se limitan a observar y repetir, pero aunque es necesaria cierta dosis de imitación no es una buena idea que todo tu aprendizaje se limite a eso porque con el tiempo olvidarás conocimientos, precisamente porque no los has grabado en tu mente correctamente. La manera correcta es que siempre trates de entender todo lo que haces y comprender las bases teóricas que lo fundamentan. De nuevo, para eso dependes totalmente de tu decisión a la hora de escoger un buen Sifu y de su capacidad de observarte, corregirte, ayudarte y explicar al detalle no sólo cómo sino también los porqués, así como aceptar y contestar todas las preguntas y dudas que te surjan. Por otra parte, también te recomiendo que te esfuerces en memorizar nombres, principios y la teoría que corresponda a tu nivel, esto es importante para que cuando tu Sifu (u otros Sifus) te hable de algo, utilizando la terminología propia del estilo de Kung Fu, sepas de qué se habla, inmediatamente.

4.- Registrar todo tu progreso. Cuando un alumno decide aprender Wing Chun en WIOK, siempre le doy un consejo: hazte con una libreta. De hecho en el Area Privada de alumnos de WIOK, aparece ya como primer consejo antes de pasar al Programa 1. Podrás usar esa libreta principalmente para 2 cosas: tomar notas en cada clase de lo que consideres más importante y llevar un registro de tu progreso. libreta de kungfuNo es habitual que los alumnos lleven un registro de su progreso, lo cual lleva a cometer errores de perspectiva. Por un lado nunca sabrás con certeza qué has hecho y qué no. Tampoco sabrás realmente cuánto tiempo efectivo te está llevando aprender Wing Chun, porque puedes pensar que después de varios años asistiendo cada semana a clase, mereces ya, por fin, ser un auténtico Cinturón Negro de Wing Chun Kung Fu. Sin embargo, en realidad, como no tienes un registro, no te percatas de que aunque llevas varios años, sólo has practicado quizás durante 1 ó 2 horas semanales, que en un año son sólo aproximadamente 50 ó 100 horas, lo que no es una cantidad suficiente para ni tan siquiera empezar a dominar lo que crees que sabes. Si eres consciente del tiempo real que llevas aprendiendo (horas efectivas), podrás tener una perspectiva real de tu progreso.

5.- Empieza a hacer experimentos y sal de tu zona de confort. ¿A qué me refiero? A que empieces a experimentar en soledad con todo lo que vas aprendiendo. ¿De qué manera? Primero repite en soledad lo que has aprendido varias veces hasta que salga razonablemente bien. Luego crea ligeras variaciones, cambiando quizás el orden de los movimientos o la dirección hacia donde los haces. ¡Sal de tu zona de confort y plantéate pequeños retos!. Sé auto crítico y no seas conformista pero reconoce también tu mejoría. Esto te obligará a practicar y disfrutarás más con un óptimo aprovechamiento de las clases y en consecuencia avanzarás mejor y más rápido.

En WIOK, recientemente, se ha probado un nuevo recurso gratuito para todos los alumnos: un asistente que te plantea ese tipo de rutinas.wing chun realAhora te voy a revelar un pequeño secreto… Yo siempre sé quién sigue este consejo y quién no, por la velocidad de su progresión e incluso por las preguntas que hace. Es típico que un alumno que hace algo varias veces, piense que ya está «dominado» pero si no sigue este consejo 5, lo olvidará pronto, a veces en 2 ó 3 días o entre clase y clase, su avance será mucho más lento y su práctica resultará repetitiva y hasta aburrida, entrando en un bucle donde imitará a otros, sin entender bien lo que hace, y todo por no seguir este consejo.

6.- Comparte con otros, muestra y testea. Sí, sé que exponerse es difícil pero es la única forma de recibir opiniones y ayuda. Practicar con otros compañeros o incluso mostrar con orgullo a tus familiares, amigos y compañeros de trabajo lo que haces, hará que rescates de tu interior lo mejor de ti. Sí, vas a recibir alguna crítica pero también recibirás ánimos e incluso comprobarás que hay personas a las que les llama la atención lo que has aprendido, que te hacen preguntas o que se sorprenden con las habilidades que has adquirido. Piensa que quien te ve, seguramente no sabe nada de Wing Chun, ni de ningún otro estilo de Kung Fu. Exponerte probará tu Wing Chun y demostrará si lo aprendido funciona o no, hará que te exijas más y que tengas todavía más ganas de avanzar y mejorar, te sentirás bien. Créeme si te digo que algunos alumnos que lo han hecho se han sorprendido mucho de los comentarios positivos e incluso de admiración. Como efecto secundario, estarás despertando interés en las personas que te rodean para animarse a empezar a aprender Wing Chun, recorriendo el mismo camino que tú.

Consejo Extra: Ten claros y presentes tus objetivos y siempre divídelos en objetivos más pequeños. Recuerda que aunque puedas tener un objetivo principal, por ejemplo obtener tu Cinturón Negro, sigue la máxima: divide y vencerás. Ve paso a paso a por los objetivos intermedios, Programa a Programa, incluso a por cada parte de cada Programa. Si lo haces, y si sigues los consejos que te acabo de dar, llegarás con un nivel óptimo a tu objetivo principal. ¡Animo!

Aprender Wing Chun es tu mejor decisión

2 Comentarios
(WIOK no se responsabiliza de los comentarios de sus lectores)

  1. Pablo dice:

    Llevando también varios años en Wiok aprendiendo Wing Chun SLK, viéndolo con perspectiva mirando al pasado es muy importante los puntos de este artículo para mejorar tanto tu nivel (técnico/práctico), como indirectamente también el de tu compañeros (siempre teniendo una persona de nivel delante mejoras y aprenderás más) y honrando a tu Sifu con ese nivel tanto técnico/práctico que conseguirás gracias a sus conocimientos de las técnicas, constancia y de buenos valores hacia ti. Por eso es importante que consigas un buen Sifu ya que sino «descafeinaras» tu Wing Chun o estilo marcial totalmente inventando con aplicaciones a tu manera, pensando que esta bien porque lo ves en algún video o aplicandolo sin testearlo tu mismo o con alguien que no se deje…
    Por cierto cuanto más años pasan practicando Wing Chun más aprecio mi libreta.
    Gracias Sifu y compañeros un abrazo con mucho Chi Sao. 😉

  2. Jorge dice:

    Ahora que llevo unos años practicando Wing Chun, no puedo estar más deacuerdo con este artículo. Tuve la suerte de conocer Wiok por casualidad y puedo decir que todo lo que se dice en el artículo es importantísimo para no caer en la apatía y el engaño, que por desgracia existe. Os animo a que busquéis un Sifu y/o una escuela que os honre con sus enseñanzas al máximo nivel de aprendizaje para transmitiros la esencia del Kung fu.

    Un saludo

¿Te gustaría opinar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Resuelve * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Malcare WordPress Security