;

Kung Fu y Psique

¿Por qué relacionamos Kung Fu y Psique?

imagen kung fu y psiqueRelacionamos Kung Fu y Psique porque pocas disciplinas tienen un impacto tan grande en el desarrollo de nuestra mente. Evidentemente no estamos hablando de perturbados o feriantes, que abundan y mucho en el mundo de las artes marciales, no hablamos de poderes místicos que permiten al practicante apagar la llama de una vela a distancia.

Todo ello es un buen material de literatura y de cine Wǔ Xià (武侠) [pronun.: Guu Shiáa] “Heroica Marcial”, pero nada más. Si es cierto, que un entrenamiento exhaustivo y constante a lo largo de años puede llevar al ser humano a realizar proezas que están en el límite de sus capacidades biológicas, como lo muestran en sus exhibiciones, tal vez forzados por la presión del gobierno, con intereses turísticos, los monjes del Shàolínsì (少林寺) [pronun.: Sháaoliínsíi] “El Templo del Pequeño Bosque”. Fuera de ahí, todo es charlatanería, superstición, sugestión e ilusionismo. Todo ello muy bien abordado en el artículo “El Chi ¿Realidad o Ficción?” de Pedro Conde, publicado en el número 240 de la ya extinta Revista Dojo, en donde se nos revelan los trucos que hay detrás de todos esos espectáculos místicos.

Bien, a donde queremos llegar es a que la relación Kung Fu y psique viene dada por el impacto positivo que tiene la práctica de esta disciplina en la actividad neuronal. ¿Sabías que un música toca simultáneamente con un mano el acompañamiento y con la otra la melodía principal? En efecto, es poco menos que escribir una frase con la mano izquierda a tiempo que con la derecha escribimos otra diferente. Dichas prácticas hacen trabajar ambos hemisferios cerebrales de una forma brutal, causan un inmenso reclutamiento de neuronas, se incrementa la sinapsis neuronal… Ello se traduce en un incremento desbordante de nuestras capacidades intelectuales cuanto a la velocidad con la que procesamos información, retención de datos en la memoria, resolución de problemas de lógica así como un amplio etcétera. El Kung Fu nos obliga a memorizar constantemente nuevas secuencias de movimientos, a realizar una secuencia con la mano izquierda y al mismo tiempo otra diferente con la derecha, ello sin mencionar que a su vez una de las piernas también se ha de mover para dar una patada o realizar una posición en concreto. Y si nos vamos al combate de estudio y al combate libre, en fracciones de segundo debemos de atender a las piernas y brazos de nuestro adversario así como a las nuestras. Así es que la relación entre Kung Fu y Psique es realmente impresionante. Ciertamente dicha relación también existe en el caso del estudio de la música y de los idiomas, pero parece que el Kung Fu sigue a día de hoy un tanto marginado. Quiere esto decir que la música y los idiomas los encontramos en los colegios, institutos, universidades, conservatorios y escuelas oficiales de idiomas, pero las artes marciales siguen siendo el gran desconocido, consideradas y tratadas como un simple hobby, como un complemento más de gimnasio a la par del pilates, aerobic, fitness… cuando en realidad se trata de una actividad tan estimulante e importante para nuestro desarrollo como lo puede ser tocar un instrumento, tanto más, porque no sólo repercute a nivel psíquico, sino también físico, por no mencionar que además es una herramienta útil de defensa personal. El músico puede aspirar a ser profesor de colegio, instituto, universidad o conservatorio, también puede triunfar como músico en una orquesta o en una agrupación musical, sin embargo, a pesar de la relación entre Kung Fu y Psique, el Sifu a veces se ve obligado a mercantilizar su docencia como el tendero que vende manzanas en la frutería de la esquina. Injusto y lastimoso.

Que pases un Feliz dia!

Seguro que también te gustará leer...

¿Te gustaría opinar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Resuelve * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>