;

Taxonomía en las Artes Marciales

taxonomía de las artes marciales

La taxonomía es uno de los elementos fundamentales del estudio académico de cualquier materia y por ello, ese tema nos lleva necesariamente al discurso sobre el cómo abordamos la práctica de las disciplinas marciales.

Taxonomía en las Artes Marciales

Si bien las Artes Marciales cuentan en su país de origen con un cultivo milenario, al mundo occidental le han sido desveladas hace relativamente muy poco tiempo. Por este motivo, resulta del todo comprensivo que en los inicios del siglo XX, las artes marciales fuesen entrenadas de un modo un tanto desorganizado, en un caótico escenario en donde cada academia o escuela redactaba sus propias normas, sin ninguna normativa y taxonomía. Es fácil de entender que en ese tiempo pasado, cuando las Artes Marciales Chinas con sus cientos de Estilos de Kung Fu, aterrizan en suelo occidental, cada Maestro pronunciase y escribiese a su manera el vocabulario propio del arte marcial o interpretase a su manera contextos culturales del país de origen. ¿De hecho de cuántos modos diferentes encontramos escrita la palabra, pongamos por caso, Wing Chun Kuen? En unos casos vemos Wing Tsun, en otros, Ving Tsun, Ving Chun, etc.. En un artículo anterior ya abordamos exactamente este ejemplo acerca de la transcripción de Wing Chun.

Tengo la absoluta convicción de que si comparamos las artes marciales con la música, verbi gratia, la práctica actual es equiparable al músico que toca de oído en romerías y fiestas familiares. ¿Qué pasaría si las artes marciales se convirtiese en una materia de estudio oficial regulada tal y como lo es la filología, la música, la historia, las matemáticas, etc..? ¿Dada esta situación, ¿alguien cree que en cada libro de texto, cada facultad, etc., iban a utilizar una taxonomía diferente para referirse a los mismos términos? Claro que no. Lo más razonable es pensar que se utilizaría un sistema de romanización oficial, internacionalmente consolidado, como es el Jyutping para el cantonés y el Hanyu Pinyin para el mandarín.

¿Por qué nos conformamos en todas las academias y escuelas de artes marciales escribiendo el vocabulario marcial de una forma tan, digámoslo así, doméstica? Ver escrito, por ejemplo, Beijing y pronunciar a la española “Beijín” o como mucho “Beillín” en lugar de “Peichink” es como ver escrito en inglés la palabra “place” y pronunciar tal cual en lugar de “pleis” o ver escrito “wild” y pronunciar “güild” en lugar de “Uaild”. Por supuesto no hablamos de aprender a hablar cantonés o mandarín, ni siquiera hablamos de aprender a pronunciar a la perfección, sino de una forma aproximada así como escribir correctamente utilizando un sistema ya consolidado y estándar para el vocabulario de las artes marciales.

Pero el idioma es uno solo de los aspectos culturales implicados.

¿Taxonomía para aprender un Arte Marcial?taxonomía del kung fu

No sin razón, llegados a este punto habrá muchos alumnos y alumnas que consideren esto un exceso intelectualoide o friki de la práctica marcial, cuando lo único que buscan es aprender una serie de movimientos con aplicación marcial. ¿Pero, y si como ya hemos dicho, las artes marciales fuesen una materia oficial de estudio?, ¿las consideraríamos un patrimonio cultural, de interés antropológico y científico o simplemente las veríamos como una técnica parecida a una danza tal y como el artista musicalmente semianalfabeto aprende música no por partitura, sino cerrando y abriendo agujeritos en un instrumento de viento madera?. ¿Por qué entonces un Arte Marcial no debería de disponer de su propia taxonomía o normalización que aglutine como un todo cultura, historia y práctica?

¿Taxonomía incompatible con eficacia marcial?

Es necesario aclarar, que no hablamos de eficiencia marcial porque es evidente que olvidar los aspectos culturales, no influye en la aplicación en combate y por este motivo, muchos sienten que pararse en todos estos aspectos, es una terrible pérdida de tiempo, pues lo único que persiguen es la eficacia y habilidades de lucha que sólo la práctica continua y física aporta. Hablamos de “algo más”. De un conocimiento superior más allá de lo físico. Del tipo de conocimiento que un Gran Maestro puede transmitir conversando con sus alumnos y del que curiosamente tanto disfrutamos los que amamos el ARTE Marcial y su cultura.

Normalizar la taxonomía marcial

Aunque parezca imposible, tal vez sea hora de empezar a dignificar un poco más el estudio de las artes marciales, de dotarlas de un sistema de taxonomía lógico y consensuado, de acompañar su práctica de material bibliográfico, es decir, de libros de texto que aborden aspectos teóricos y culturales, de vivirlas en un entorno coherente con la cultura nativa del país de donde proceden. Este esfuerzo tendría que ser abordado Federaciones u Organizaciones nacionales/internacionales y no por Escuelas u Asociaciones individuales. En este trabajo de taxonomía, son importantes las labores de normalización del estudio incorporando cultura y tradición, no tanto porque aporten algo a nuestra destreza marcial, sino porque enriquecen nuestro conocimiento y comprensión de la civilización que creó que lo practicamos.

taxonomia en las artes marcialesEsta comprensión nos ofrece nuevas perspectivas y un entendimiento a un nivel superior. Las Artes Marciales Chinas y en general todas las Artes Marciales que tengan una larga trayectoria, se desarrollaron en un contexto cultural y social que no podemos olvidar, que debemos preservar. Los verdaderos Maestros de cualquier Estilo Marcial, tienen la responsabilidad de transmitir el Arte Marcial tal y como a ellos les fué dado, pero, también los aspectos culturales que rodean a esa Disciplina pero para una correcta preservación, deberían hacerlo de manera normalizada, con una taxonomía . Por eso las llamamos Artes Marciales. Si sólo aprendemos los aspectos marciales,  ¿dónde quedaría el Arte con el paso de los años?

Gracias anticipadas por tus comentarios

Feliz día!

Seguro que también te gustará leer...

3 Comentarios
(WIOK no se responsabiliza de los comentarios de sus lectores)

  1. Javier dice:

    Un gran y reflexivo articulo, se nota en el un amor incondicional por las artes marciales, realmente excelente, gracias ^^

  2. Daniel dice:

    Interesante artículo!! Desde luego es la mejor manera de aprender un arte marcial, cuando está bien estructurado, sabiendo que no se queda nada en el tintero. Gracias por la aportación.

  3. Rodrigo dice:

    Muy, muy buen artículo Sifu!
    Yo creo que si no estudian más en profundidad ciertos aspectos de las artes marciales es porque en determinados “círculos” (digamoslo así…) sola y únicamente interesa el aspecto económico de las disciplinas marciales (ya no artes).
    Por eso generalmente sólo se conoce la base mínimamente indispensable para seguir exprimiendo el bolsillo del alumno.
    Por suerte ese no es nuestro caso!
    Gracias Sifu!

¿Te gustaría opinar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Resuelve * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>